APRENDÍ MUCHO POR UN GOLPE

Recuerdo perfectamente la hora, el lugar y la compañía cuando recibí esa llamada. Recuerdo qué planes tenía para las próximas horas e incluso sabía cuál sería la foto de portada del periódico del día siguiente antes de empezar a trabajar. Pero todo cambió en los escasos minutos que duró esa conversación. Era 15 de agostoSigue leyendo “APRENDÍ MUCHO POR UN GOLPE”